México: El conflicto, la disgregación, la recuperación y la guerra social



Comenzando

“Digámoslo sin titubear: los revoltosos, los proletarios rabiosos se mueven sobre todo a partir de situaciones concretas, a partir de un enojo generalizado. En los momentos más conflictivos se sitúan, por así decirlo, en lo negativo frente a la realidad que les envuelve. Esta negatividad que se encuentra en una dialéctica con la realidad vivida, ha tenido siempre dificultades para desligarse de las cadenas de la realidad a la que se opone. A menudo es por eso, más que por profundo reformismo, que las revueltas de los oprimidos se encuentran, después de un cierto tiempo, en un callejón sin salida donde falta la fuerza para intentar el saldo cualitativo de un mundo completamente diferente…”
Los senderos de la revuelta de Diciembre del 2008

Los últimos acontecimientos -visibles- de conflicto sucedidos en la ciudad de México no dejan mucho que pensar, porque, simplemente son claros. Son las expresiones de revuelta de quienes estar hartos de un mundo de explotación y muerte. Son actos que -al menos en el sector anarquista- no han sido promovidos de la noche a la mañana como afirman algunos de sus más feroces críticos, auténticos politiqueros y profesionales de la verborrea; sino que, por el contrario, son en parte el fruto de años de insistencia y constancia en la defensa y practica ofensiva de la acción directa, del sabotaje, de la necesidad de ataque contra un mundo que nos constriñe día tras día. Si bien, estas intervenciones de las que hablamos y, que en los años anteriores han venido golpeando con diversos -y algunos, discutibles- medios a los centros de poder y sus personeros en ciudades varias del país, aun cuando para nosotros anarquistas afines a un proyecto insurreccional son criticables bajo ciertos aspectos, no podemos negar que son en cierta manera algunos de los impulsores de esta rabia que se está propagando en el seno del movimiento anarquista-libertario. Así como también los disturbios consientes y los brotes insurreccionales populares de los años pasados, es decir Guadalajara, Oaxaca y Atenco. Todo esto ha sido de alguna manera predecesor de los hechos que han venido sucediendo desde la revuelta del primero de Diciembre del 2012 y hasta la fecha, toda esta insistencia ha sido en parte el germen de unos brotes de revuelta que están tensionando las cuerdas con la plena intención que revienten. Quizás no el único impulso, pero si uno muy importante que, aunado a la difusión de las ideas se complementa con las deficiencias del sistema y las formas radicales que está adoptando al revuelta por si misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada