NO MÁS prisión MUERTE. ACCIDENTES NO SON, QUE asesinato. No más muertes dentro de las cárceles. ¿No son accidentes, asesinatos hijo


Gaviotu
Desde Euskal Herria seguimos denunciando las muertes de compañerxs dentro de los centros de exterminio del estado, en este caso el asesinato en la cárcel de A Lama el pasado 30 de Abril del compañero Eugenio García Serrano “GAVIOTO” a sus 48 años de edad y tras 28 de ellos secuestrado en estas mazmorras.

Somos conscientes que no se trata de un accidente o un caso puntual ni que ha sido algo involuntario o casual ahí dentro donde se han visto involucrados trabajadores del centro sino que tenemos la certeza de que esto responde a una represalia mas por parte de la cárcel y sus perros carceleros contra nuestro amigo Eugenio en otro intento por cosificarlo y hacerle perder su identidad y su dignidad. Los 28 años de Eugenio en las cárceles se han caracterizado por su constante lucha por la dignidad y la libertad para él y para el resto de sus compañerxs lo que le ha costado infinidad de palizas, malos tratos, vejaciones, dispersión, clasificación en régimen FIES, incomunicación…pero que nunca consiguieron acabar con él, hasta ahora. Solo hay que observar la cantidad de denuncias y quejas que aparecen en su expediente o mirar como a participado en cada una de las campañas contra las cárceles y su sistema (fin del FIES, excarcelación de presxs enfermxs, denuncias de torturas y malos tratos…) en la cárcel de A Lama particularmente donde no paró de denunciar cada una de las prácticas abusivas a las que los carceleros tenían a los presxs sometidxs.

Gavioto no es el primero ni el último en una larguísima lista de compañerxs asesinados a manos de quienes tan solo deberían haberlo custodiado durante su condena y todo esto se lleva a cabo en el más absoluto silencio y con la mayor impunidad para sus responsables. Desde carceleros, médicos, psicólogos, o cualquier trabajador de dentro de las prisiones que de forma más directa les agreden, les dejan sin asistencia medica real o justifican lo sucedido con inverosímiles informes firmados por especialistas, hasta la complicidad de los juzgados de vigilancia penitenciaria, los juzgados de guardia e incluso la dirección general de instituciones penitenciarias que nada más lejos de velar por la seguridad de los presxs miran a otro lado, dificultan las investigaciones exigidas por parte de amigos y familiares o incluso justifican los sucedido con el fácil pretextos de mantener la seguridad del centro, parece ser a costa de lo que sea, incluso de vidas. Todo estos frentes que se abren en este muy bien formado entramado tiene como objetivo callar lo sucedido, no manchar el nombre de una institución legal y democrática que mantiene a sus espaldas la muerte de cientos de personas año tras año y seguir enriqueciéndose con una empresa en la que la materia prima está viva y no se agota.

Por esto queremos romper su silencio impuesto y denunciar lo que durante tantos años ha ido acabando con la vida de muchxs compañerxs presxs, porque Gavioto al igual que tantos otros no murió de una sobredosis de pastillas como nos dicen en su versión oficial sino que fue una víctima más de un sistema penitenciario cruel que favorece el aislamiento, la dispersión, las palizas y abusos, el aniquilamiento psicológico y físico de las personas presas… lejos de su falsa publicidad de reinserción y rehabilitación no nos callaremos y seguiremos denunciándolo dentro y fuera de sus prisiones hasta conseguir tirar todos su ladrillos, porque la cárcel nunca volverá mejor a las personas sino más ricos a sus verdugos.
NO MÁS prisión MUERTE.
ACCIDENTES NO SON, QUE asesinato.
Seguimos denunciando la destrucción del País Vasco de España, en los agujeros de las muertes de los presos; En este caso, Eugenio García Serrano "Gaviota" Denunciamos el asesinato de un compañero de clase. Eugene murió el día 30 del pasado mes de abril, un Lama en la cárcel, 48 años, que secuestró a los 28 años de confinamiento solitario. Sabemos que ha habido un accidente o de un caso aislado, ni involuntaria o inesperada también se han involucrado con el personal de la prisión, estamos seguros de que nuestros amigos fue una represalia contra Eugene, kartzeleroen de la cárcel y su perro, su identidad y dignidad y para evitar otro intento de tomar las cosas uno.
Eugenio da 28 años de prisión, a llevarse a cabo en una lucha constante por defender la dignidad y la libertad de sus miembros, y, como resultado, ha recibido innumerables ataques a la demanda: las palizas, el abuso, la humillación, la dispersión, Fiesta, esquema de clasificación, pero nunca puede ser la falta de comunicación ... fueron eliminados; hasta ahora. Ver hasta qué punto las alegaciones contenidas en la denuncia en su expediente, y cuántas veces ha participado en todas las prisiones y su campaña contra el sistema (fies del sistema final, a liberar a los presos están enfermos, para denunciar la tortura y los malos tratos ...), especialmente en una prisión Lama.
Allí, él fue acusado de utilizar los presos kartzeleroek prácticas abusivas. Los presos condenados a ser llenado sólo en el cuidado de estos deben estar en manos de otra persona Gaviota no es la primera no la última; La lista es muy larga, y delante de todas estas muertes y el silencio absoluto de la institución de aún mayores fabricantes de impunidad incluyen aquellos que son atacados directamente, es decir, kartzeleroak, médicos, psicólogos, o cualquier empleado de la prisión, lo que deja sin atención médica real que el improbable caso de que justifica los informes firmados por los especialistas; cómplice de todo esto, es decir, los tribunales de custodia cárcel, la policía y los tribunales, así como la Dirección General de Prisiones, que, más que se encargan de la seguridad de los presos, como de anulación, amigos y familias, ya que interfiere con los estudios requeridos y, aún más, porque justifica lo que pasó en la cárcel fácil excusa para proteger la seguridad de los clientes, al parecer, a costa de todo y viven por encima.
Red robusta que se propaga a los efectos de todos estos frentes silenciar eventos, instituciones legales y democráticas es el nombre de un desastre (su supervisión, año tras año, cientos de personas se reúnen en la cifra de muertos gratis) y también para seguir enriqueciendo la prisión llamada la empresa, cuya materia prima es viva, y un pozo inagotable. Es por eso que queremos romper el silencio que se les impone, que es por eso que queremos matar a los presos se quejaron tanto a lo largo de los años para que la estructura de la membresía. Gaviota, como muchos otros, no fue asesinado como resultado de una sobredosis de drogas, ya que quieren creer la versión oficial; las víctimas de este brutal sistema carcelario, pero están bajo la protección de su aislamiento, dispersión, palizas y el abuso, la destrucción física y psicológica de los prisioneros ...
Social y la rehabilitación de la predicación falsa publicidad, no estamos silenciados, y vamos a seguir condenando, de dentro y fuera de sus prisiones, hasta que todos los ladrillos de distancia hasta que usted los consigue; la cárcel porque la gente nunca mejorarán, sino para enriquecer sus verdugos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada